Consultas Padres-Bebé

La consulta conjunta padres-bebé es una modalidad de intervención terapéutica breve que se dirige a los padres junto con su bebé desde el nacer hasta el tercer año de vida aproximadamente. Fue concebida principalmente para bebés que presentan problemas funcionales (trastorno del sueño y de la alimentación o trastornos psicosomáticos principalmente) pero también problemas de conducta (agresividad, oposicionismo, hiperactividad). Permite la detección de dificultades en el vínculo padres bebé que explican la aparición -o que refuerzan- los síntomas del bebé.

La consulta ayuda también a los padres a hacer consciente algunas representaciones que tienen de su hijo y relacionarlas con experiencias vividas con su familia de origen y así entender mejor la relación actual con su bebe.

En el caso de situaciones delicadas (prematurez, enfermedad física o congénita del bebe, depresión post-parto, hospitalización de la madre, etc.) en las que la familia puede sentirse aún más vulnerable, la consulta ofrece una contención que cobra una dimensión preventiva de posibles trastornos en el desarrollo futuro del niño.

Nuestro abordaje se inspira en los aportes de la escuela psicoanalítica francesa de Serge Lebovici (Golse, Missonnier, Mazet) y otros equipos que trabajan desde hacen muchos años sobre el vínculo temprano padres-bebé (Winnicott, Cramer, etc.).